Estas son las transformaciones más impresionantes por parecerse a sus artistas favoritos

Muchas son las historias que rondan a los famosos. Es su vida y trayectoria, lo que los hace centro de atención y punto de encuentro para muchos de sus fanáticos que se quieren parecer a ellos. Tal es el caso de miles de personas que se realizan hasta 50 cirugías estéticas para llegar a ese tan preciado “parecido”. Brad Pitt, Angelina Jolie, Justin Bieber, y algunos personajes de fantasía como Ken y La Sirenita, son fuente de inspiración de muchos de estas personas. ¿Es acaso amor a la fama o dolor por fama?

FARANDULA-OPERACIONES-POR-PARECERSE-A-SUS-FAMOSOS-PREFERIDOS-FARANDULA-2

Especial realizado por Fabrizio Sánchez Di Camillo.

Son diversos los casos en los que se puede observar una atracción, en muchos casos obsesiva, por ciertos artistas y celebridades, lo que lleva a diversas personas a modificar partes de su cuerpo, como el rostro, labios, mentón e incluso los ojos, para parecerse al máximo a estos famosos. Su “musa” o “fuente de inspiración” parte del amor que dichas personas le tienen a sus artistas. Alrededor de 50 cirugías y más de 200 mil dólares pueden ser los costos de dichas transformaciones.

Casos que llevan al borde a la vida y la salud se pueden observar en todo el mundo, incluso en sitios inimaginables. Tal es el caso de la iraní, Sahar Taabar, que se realizó 50 cirugías para parecerse a Angelina Jolie. Pese a esto, Taabar expresó recientemente a través de sus redes que utiliza el maquillaje y el Photoshop para lograr este cometido. Otro caso similar ocurrió con los gemelos Matt y Mike Schlepp, de 21 años, originarios de Arizona (Estados Unidos), quienes costearon con más de 20.000 dólares una serie de operaciones para asemejarse a Brad Pitt.

FARANDULA-OPERACIONES-POR-PARECERSE-A-SUS-FAMOSOS-PREFERIDOS-FARANDULA-3

Por su parte, otros casos han terminado con la muerte de diversas personas, quienes ante la dura crítica, no han soportado la denominada “presión social”Toby Sheldon es uno de estos casos, un joven estadounidense que gastó más de 100.000 mil dólares para costear sus operaciones que lo llevarían a parecerse a Justin Bieber. En agosto del 2015, Shelton habría sido reportado como desaparecido y posteriormente fue hallado sin vida. Un año después, la policía de Los Ángeles reveló que el joven murió por sobredosis. Una mezcla excesiva de analgésicos y alcohol lo llevaron a suicidarse en un Motel en San Fernando Valley.

FARANDULA-OPERACIONES-POR-PARECERSE-A-SUS-FAMOSOS-PREFERIDOS-FARANDULA-4

Otros, igual de ansiosos por modificar y transformar su cuerpo, optan por hacerlo refiriéndose a personajes fantásticos o de marcas relevantes. Superman, La Sirenita y Ken son algunos de estos. Rodrigo Alves, de 33 años, ha invertido alrededor de 450.000 dólares en cirugías estéticas para parecerse al famoso muñeco, el cual es la pareja de Barbie. Alves, tras 50 intervenciones reveló recientemente que estas casi le llevan a perder parte de su rostro.

FARANDULA-OPERACIONES-POR-PARECERSE-A-SUS-FAMOSOS-PREFERIDOS-FARANDULA-5

La modelo sueca, Pixiee Fox también se realizó una serie de intervenciones estéticas para parecerse a la reconocida princesa de Disney, La Sirenita. Esto lo ha podido lograr tras 200 cirugías y una gran cantidad de dinero invertido. En Asia también se observan casos como estos, y el filipino Herbert Chávez es el mejor ejemplo de ello. Chávez se ha operado alrededor de 26 veces para parecerse a su superhéroe favorito, Superman. Incluso, se autodenomina el “mayor fan” del personaje en el mundo.

FARANDULA-OPERACIONES-POR-PARECERSE-A-SUS-FAMOSOS-PREFERIDOS-FARANDULA-6

Sea cual sea el caso, esta serie de intervenciones han cambiado, para bien o para mal (en la mayoría de los casos) a estas personas. Muchas otras apelan al maquillaje y a los simples “retoques” para parecerse a sus famosos o personajes favoritos, evitando así poner en riesgo su salud, o mucho peor, su vida. Esta serie de “personajes” han llamado la atención en redes sociales, generando tanto buenas como malas críticas, además, han logrado posicionarse, muchas veces, dentro del codiciado mundo de los famosos.

¿Es acaso amor a la fama o dolor por fama? ¿Qué opinan?

Hey, No te olvides de Comentar