Fonsi, Yankee, Gaga, Pink: El talento se adueñó del escenario en los Grammys

Rap, country, reggaeton, pop… No importa el género, tampoco los nombres que estuvieron en tarima. En los Grammys se vivió una fiesta de principio a fin, con un derroche de talento y clase que convirtió en la gala en una de las más memorables de los últimos años.

La edición 60 de los premios tuvo presentaciones en vivo inolvidables y aquí te traemos el resumen de las más destacadas de la noche.

Y es que no hay mejor manera de comenzar que con la representación latina a cargo de Luis Fonsi y Daddy Yankee. ¿Hace falta agregar mucho? Solo basta decir que sus millones de reproducciones en YouTube -además de otras plataformas- convirtió a Despacito en un fenómeno de la industria musical. La elegancia y sensualidad se desbordó una vez este duo boricua comenzara con su performance.

Las presentaciones de Pink siempre han dado de qué hablar, y en esta ocasión volvió a ser así. Sin bien no salió colgándose en telas y demostrando la increible fuerza que tiene en su abdomen, la artista optó por demostrarnos, una vez más, que lo más grande de ella es su voz. Fue así que hizo de Beautiful Trauma una emotiva presentación.

¿Y qué hablar de Lady Gaga? Simplemente magnifique. Presentaciones como la de ella nos dejan sin aliento y totalmente cautivados por su espléndida voz. Gaga apostó por dos canciones de su último disco que salió a finales de 2016, Joanne y Million Reasons.

Es hora de bailar y Bruno Mars lo sabe. Uno de las estrellas que arrasó en la noche puso a todos los presentes a mover el cuerpo al ritmo de Finesse. Junto a él estuvo Cardi B, una de las artistas de hip hop más importantes de mundo.

Una de las cantantes que siempre nos deja un tema para el recuerdo es Rihanna. La caribeña ya es una experta haciendo estupendas colaboraciones. Y es que ya sea con N.E.R.D., Kendric Lamar (con quien se ganó un Grammy) o con DJ Khaled, Rihanna enamora a más de uno con sus movimientos en tarima.

El movimiento Time’s Up también estuvo presente en la ceremonia para hacer seguir alzando su voz contra el acoso y abuso sexual. Con un impactante discurso previo de Janelle Monae, Kesha se encargó de cantar Praying, de su disco Rainbow (2017).  Junto a ella también se acercaron al escenario Cindy Lauper y Camila Cabello, todas vestidas de blanco como la flor que acompañó a muchos artistas en solidaridad con el movimiento.

Un dueto que sorprendió a todos fue el de Sir Elton John y Miley Cyrus. Tiny Dancer fue el tema interpretado, el cual tuvo un toque más fresco que hizo rememorar al británico cuando en 1971 presentó por primera vez esa canción.