Paulina Rubio hace temblar el Auditorio Nacional

A 3 años de su última presentación en el Auditorio Nacional de México, Paulina Rubio brindó a los asistentes una fiesta llena de energía, baile y música pop.

El espectáculo de “La Chica Dorada” incluyó un cuerpo de 12 bailarines, 6 músicos y hasta efectos especiales, como el elevador secreto en el que apareció en el escenario. La chica apareció con un vestido, cabello rojo, gafas de sol y botas negras.

FARANDULA PAULINA AUDITORIO 3

El concierto abrió al grito de “¡Que se oiga, México!”, cuando la cantante descendió de unas escaleras e interpretaba el sencillo Mi nuevo vicio, para comenzar la noche con su más reciente éxito. Fue en los temas Ni una sola palabra, Lo haré por ti y Todo mi amor, que sus fanáticos le ayudaron a cantar los coros y estrofas, mientras que Paulina caminaba, bailaba y saludaba a su público.

“Gracias. Hola México, arriba el poder de las mujeres, arriba el poder del amor y de todos los hombres que nos quieren, quiero ver las caras de la gente hermosa. Para un artista lo más importante es regresar a casa, me siento digna de estar aquí” dijo la anfitriona del espectáculo.

FARANDULA PAULINA AUDITORIO 1

Luego de estas palabras y cantar Yo no soy esa mujer, Si te vas y El último adiós, brindó con tequila y hasta le invitó un trago a su madre, Susana Dosamantes.

“¿Quién quiere algo diferente? Un tequila, ¿quién quiere? Aquí todo se puede, ¿de qué vive uno si no es por amor? Quiero regalar este tequila para alguien quien quiera venir conmigo”, dijo antes de interpretar el tema Dame otro tequila.

FARANDULA PAULINA AUDITORIO 2

Luego le siguieron varios temas, entre ellos Golpes en el corazón, Baila casanova y Mío. En este tema bajó del escenario para codearse con el público durante unos minutos.

 

Por Luis Esparragoza

Hey, No te olvides de Comentar