Leonardo DiCaprio filma nueva película en Argentina

Leonardo DiCaprio ya llegó a Argentina,  a filmar su nueva película en la región de Ushuaia, en la Patagonia. El actor se encuentra ultimando detalles de la próxima película de Alejandro González Iñárritu The Revenant, la cual protagoniza. Por falta de nieve no pudieron filmar las escenas en Canadá, así que se trasladaron a Argentina para completar algunas escenas necesarias para darle sentido a la trama.

Recientemente DiCaprio declaró para el sitio web Grantland que durante el rodaje de este film aprendió a enfrentarse al clima: “Estoy acostumbrado a vestirme para no pasar frío. Lo vengo haciendo desde hace nueve meses, por lo que no voy a necesitar a nadie que me ayude a empacar para este viaje”, declaró refiriéndose al rodaje en las montañas canadienses, donde son comunes las temperaturas bajo cero y fuertes vientos. Según el actor, estas condiciones contribuyeron a meterse en el papel que interpretó. “Fue muy positivo filmar en esas circunstancias, con ese frío, porque pudimos entender lo que vivieron realmente los personajes”, explicó.

DiCaprio interpreta a Hugh Glass, un explorador que vivió entre 1780 y 1833 y que al ser atacado por un oso durante una excursión, es traicionado por sus compañeros y abandonado en plena montaña. A partir de ahí, deberá emprender una travesía en pleno invierno para regresar a su hogar. El actor compartirá pantalla con  Tom Hardy y Will Poulter. 

Luego de ganarse el Oscar a la mejor dirección por Birdman, Iñarritu se convirtió en el consentido de Hollywood. Parece que se ha ganado la confianza de varias productoras cinematográficas para dar luz verde a sus proyectos y requerimientos. Muestra de eso es que el equipo de la película se está hospedando en un lujoso resort llamado Arakur Ushuaia Resort & Spa, ubicado en la reserva natural cercana al lugar de filmación.

 

Por su parte, Iñarritu ha dicho a The Hollywood Reporter que su película causará sensación en el cine porque se hizo con mucho sacrificio. Antes, algunos medios estadounidenses denunciaron maltratos durante el rodaje, pero Iñarritu los negó. “No tengo nada que ocultar. Hubo problemas, pero ninguno de ellos me avergüenza”, dijo el director mexicano.

También confesó que no quiso grabar con paisajes virtuales, pues la producción perdería realismo. “Si hubiésemos grabado con una pantalla verde, con café y todos pasándolo bien, todos estarían contentos, pero la película terminaría siendo malísima”. La película fue grabada en las montañas canadienses en condiciones duras por el frío, pero afortunadamente nadie salió herido. “Todos estaban congelados, el equipo dañado, trasladar las cámaras de un lugar a otro era una pesadilla”, añadió González.

 

Por Luis Esparragoza

Hey, No te olvides de Comentar