¿De qué trata la maldición de las Kardashian?

Unos dicen que es una leyenda surrealista y malintencionada, otros comentan que solo son rumores, sospechas y malos comentarios. Lo que sí es cierto es que este mito, que cada vez suena con mayor frecuencia, termina arruinando la vida de todos los hombres que pasan por el camino de estas celebridades de la pantalla chica. ¿Que suena exagerado? Seguramente. Pero hay más de un ejemplo que avala esta teoria.

Comencemos con Lamar Odom. El basquetbolista se casó en 2009 con Khloé Kardashian y parecía que su carrera deportiva estaba en el punto más alto de su vida, convirtiéndose, además, en la pareja del clan cuya relación era tomada por el público como más genuina. Sin embargo, los rumores del abuso de drogas por parte de Odom comenzaron a hacerse más fuertes, lo que al parecer destruyó el matrimonio de la pareja. Por si fuera poco, en 2014 los Knicks despidieron a Lamar, poniendo fin al auge de su carrera.

El deportista logró salir de un coma tras abusar de las drogas y estar a punto de morir. Diferentes rumores señalan que el excampeón olímpico aún tiene problemas de adicción, haciendo difícil no pensar que a él le tocó la mencionada “maldición”.

FARANDULA_LA_MALDICION_DE_LAS_KARDASHIAN_FARANDULA_2

Otro jugador de baloncesto que estuvo en las redes de una Kardashian fue Kris Humphries. Se casó con Kim y solo duraron 72 días como marido y mujer. Solo basta mencionar que el proceso de divorcio duró mucho más, teniendo que aguantar casi año y medio para lograr separarse de la más famosas de las Kardashian.

Su carrera en el tabloncillo continuó, pero se mantuvo desplazado y sin grandes contratos, por lo que siempre será recordado como el que estuvo casado poco más de dos meses con Kim. Humphries no fue muy querido por parte del clan, pues Khloé demostró su descontento con él poco después del matrimonio, llamándolo “perro” y “perdedor” en un podcast con Snoop Dogg.

Scott Disick y Kourtney Kardashian siempre mostraron sus problemas de pareja bajo la óptica del reality show del clan. En todo momento mostraron a Scott como una persona a la que se le dificultaba controlar su carácter, que era infiel, derrochador y sufría de abuso de alcohol.

Disick no podrá escapar de la imagen de un padre desentendido de sus hijos, además de mostrarlo como una persona que no pudiera continuar su vida sin Kourtney. ¿”Maldición” o simplemente mala jugada del destino?

FARANDULA_LA_MALDICION_DE_LAS_KARDASHIAN_FARANDULA_1

Las Kardashian no solo han tocado en el tema deportivo con jugadores de baloncesto, más ejemplos recientes también abarcan la industria musical con Kanye West y Tyga. Este primero, al poco tiempo de consolidar su segundo matrimonio con Kim, terminó por hacer decaer su imagen y perder credibilidad en su gremio. Salidrían a la luz sus problemas psicológicos, mismos que lo han llevado a tener ataques de ansiedad en algunas de sus presentaciones.

Por otra parte, Tyga había comenzado una relación con la menor de las Kardashian (Kylie), haciendo que muchas más personas llegaron a conocerlo tras sus apariciones en la cámara de Keeping Up With The Kardashians. La “maldición” lo tocaría luego de empezar a enfrentar problemas monetarios. Aunque no podía ni pagar la renta de sus propiedades, el rapero le regaló a su pareja un auto de más de 200 mil dólares. Al final, Tyga quedaría no solo con el corazón roto, sino también con su cuenta bancaria.

¿Y qué hablar de Caitlyn Jenner? Quien fuera tiempo atrás Bruce Jenner, reveló algunos problemas en su relación con la jefa de las Kardashian. Eso lo llevó a buscar vivir en otra casa, no pasar mucho tiempo frente a las cámaras y enfrentarse a ser quien en realidad quería, a pesar de su relación con Kris Jenner.

Muchos comentan que fue su matrimonio con Kris lo que la hizo decidirse en dar el paso final de hacer la transición a mujer. Caitlyn dio a conocer abusos, humillaciones y maltrato por parte de la matriarca y Kim, algo que hizo enfurecer a toda la familia. Hasta la fecha le han aplicado la ley del hielo, justificando lo poco que se sabe de ella y su distancia de los reflectores.

Hey, No te olvides de Comentar