Katy Perry pensó en suicidarse luego del fracaso de su último disco

Katy Perry reveló todos los detalles de cómo asumió la mala acogida de su último disco. En una entrevista para Vogue Australia, la cantante confesó que entró en una gran depresión que le hizo pensar incluso en el suicidio.

Con una carrera llena de éxitos y un gran amor y entrega a su música, el fracaso de su álbum Witness la dejó bastante triste: “Tuve ataques de depresión y mi corazón se rompió el año pasado porque, sin saberlo, puse mucha confianza en la reacción del público y este no respondió como yo esperaba“, confesó.

El material discográfico debutó con el primer puesto en la lista Billboard, pero los distintos singles que lo acompañaban no obtuvieron la mejor respuesta por parte de los fanáticos. La cantante aludió a que era una prueba del universo: “Creo que el universo me está diciendo ‘vale, tú siempre hablas en tus canciones sobre quererse a uno mismo y ser auténtico, pero te vamos a hacer pasar una prueba y a dejar sin apoyo. Así comprobarás cuanto te quieres a ti misma de verdad“.

Katy reconoció que había estado en enero en el Instituto Hoffman, un lugar donde tratan a los pacientes para dejar esas conductas negativas en el pasado. “Creo que todos somos computadoras y en ocasiones adoptamos estos virus que empiezan a desarrollarse en nuestro comportamiento y en nuestras relaciones“. La interprete afirmó, además, que ese retiro fue como una nueva vida.

Ahora, la californiana vive un momento dulce, y es que luego de confesar ese mal trago que ha pasado con la depresión, sus fans y las redes sociales se han volcado a favor de ella, demostrando su apoyo incondicional y haciendo que la cantante agarre más fuerzas que nunca.

Por si fuera poco, también tendrá el apoyo de Orlando Bloom, con quien está dispuesta a luchar para que el amor que tuvieron durante un año de relación triunfe y funcione para mucho tiempo. Por el momento, viajará a Australia para actuar en su gira mundial Witness: The Tour.

Hey, No te olvides de Comentar