Los Grammys también tuvieron su tono político

Y es que no solo fue una noche de música con grandes presentaciones y discursos, los Grammys también tuvieron su tono político, el cual ha provocado una oleada de mensajes indignados por parte de los seguidores del presidente estadounidense. Pero, ¿cuál fue el motivo? Pues la principal razón fue la aparición de Hillary Clinton leyendo un fragmento del libro Fire and Fury, que refleja un panorama apocalíptico del primer año de la administración Trump.

Tanto Clinton como James Corden, el anfitrión de la gala, grabaron una parodia citando extractos del libro de Michael Wolff que critica la presidencia de Donald Trump. Músicos como John Legend, Cher, Snoop Dogg y DJ Khaled también decidieron aportar al vídeo. Cardi B, otra artista incluida, exclamó un “No puedo creerlo”, esto luego de leer un pasaje que evoca al presidente en la cama con una hamburguesa con queso.

Al final del video aparece la rival demócrata de Trump en las elecciones presidenciales de 2016, citando un pasaje que explica que el presidente está obsesionado con que le van a envenenar, razón por la que le gusta comer en el McDonald’s. “Una de las razones por las que le gustaba comer en McDonald’s: nadie sabía que vendría y la comida estaba preparada con seguridad“, dijo.

Fire and Fury fue publicado a principios de mes por el periodista Wolff, y quien presenta a Trump como “desinformado, intelectualmente limitado e inestable“. La parodia sorprendió a todos los asistentes a los premios, menos a la familia del presidente quienes criticaron inmediatamente el segmento.

Leer un extracto del libro de #fakenews en los Grammy parece un gran premio de consolación por perder la presidencia. Mientras más aparece Hillary en la televisión, más se dan cuenta los estadounidenses de lo maravilloso que es tener a @realDonaldTrump en el cargo“, escribió en Twitter el hijo de Donald Trump.

Por otra parte, Nikki Haley, embajadora de los Estados Unidos ante la ONU y conocida por publicar en las redes sociales sobre su amor por la música pop, dijo que esos músicos habían arruinado el evento. “Siempre me ha encantado la ceremonia de los Grammy, pero ver a artistas que leen el libro Fire and Fury la ha matado. No arruines la buena música con tonterías sin sentido: algunos de nosotros amamos la música sin mezclarla con la política”.

Hey, No te olvides de Comentar