Edgar Ramírez prevé secuelas para Point Break

¿Más deportes extremos?

Rick King y W. Peter Iliff presentaron por primera vez en 1991 el guión de lo que se convertiría en una épica historia cinematográfica: Point Break (Punto de Quiebre), donde el agente novato del FBI Johnny Utah decide infiltrarse entre un grupo de surfistas sospechosos de grandes robos bancarios, para luego descubrir que él mismo se está transformando en uno de ellos.

Ahora, casi 25 años después, tenemos una nueva versión de esta película cargada de escenas de acción. Y esta vez se destaca mucho más el deporte, pues el grupo de surfistas es ahora un grupo de atletas extremos, liderados por Bodhi, dispuesto a todo para vivir su vida al límite. El nuevo largometraje viene escrito por Kurt Wimmer y dirigido por Ericson Core, y cuenta, además de con el elenco, con todo un equipo de deportistas y dobles profesionales que lograron hacer escenas de riesgo reales, conformando un filme impresionante.

Antes de su estreno global esta Navidad, ya el equipo pudo verla en su avant premiere en Los Ángeles, donde Édgar Ramírez, quien interpreta a Bodhi, se mostró muy orgulloso del resultado final. “No tienes que saltar del aire o subir la montaña más alta. Point Break se trata de hacer lo que amas y comprometerte a lo que amas. Es relevante para mí como venezolano, al igual que lo será para un americano, o cualquier persona que vea la película” comentó el actor.

Y además afirmó que este podría ser sólo el comienzo para este relato: “Yo sólo soy el segundo Bodhi. Creo que habrá más. Tengo la sensación de que esto es sólo la primera re-imaginación de Point Break”, sentenció.

FARANDULA_EDGAR_RAMIREZ_POINT_BREAK_D

Así que podemos empezar a preguntarnos si acaso habrá secuelas. ¿Tendrá un final abierto la película? ¿Bodhi y Johnny seguirán enfrentándose en el futuro? Sin duda sería más que interesante ver un escape extremo de la policía y la promesa de una futura caza. Por los momentos, ya ha triunfado en la taquilla china, y seguramente será un éxito en la occidental.

 

Isabel Pérez

 

 

Hey, No te olvides de Comentar