¡Momento histórico! Chanel llegó a Cuba

Ayer en la noche se marcó un hito en la historia de la moda: no sólo Chanel presentó su primer desfile en Lationoamérica, sino que además es el primero de una firma de lujo en esta “nueva etapa” de la Cuba libre.

Finale @chanelofficial #yyview #chanelcruisecuba

A photo posted by YLIANAYEPEZ (@ylianayepez) on

 

La colección que presentó Karl Lagerfeld corresponde a la temporada Cruise o Crucero 2017, que desde sus orígenes fue creada para los hombres y mujeres que vacacionan durante la primavera y el verano. No todas las marcas tienen este tipo de colecciones, pero Chanel la ha conservado a lo largo de toda su historia.

  Panamas and vibrant color at #chanelcruisecuba @chanelofficial   A photo posted by Vogue Paris (@vogueparis) on

 

El desfile fue todo un show de comienzo a fin. Los invitados llegaron días antes para disfrutar parte de la cultura de la isla: la elaboración de sus rones y habanos, sus pintorescas calles, la casa donde vivió Ernest Hemingway, una cena en Atelier (el restaurante donde comieron Barack y Michelle Obama) y,  por supuesto, la exposición de fotos que el Kaiser ya había montado antes de su arribo.

Tabaco y Chanel #chanelcruisecuba #postcardsfromlatinamerica

A photo posted by Kelly Talamas (@kellytalamas) on

  #karllagerfeld #yyview   A video posted by YLIANAYEPEZ (@ylianayepez) on

 

La pasarela se llevó a cabo en el Paseo del Prado. Editores, celebridades y demás invitados (600 en total) fueron trasladados en los típicos carros antiguos (dicen que la marca alquiló 130 de los 300 disponibles que hay) para luego sentarse en los tradicionales bancos que rodean este lugar emblemático que fue rediseñado en 1928 por el arquitecto francés Jean-Claude Nicolas Forestier. Un detalle bien interesante es que aunque varias modelos viajaron desde Nueva York, el director creativo de Chanel también uso modelos locales.

 

Muchas de las piezas recordaban el glamour cubano de los años 20 y 50, sobre todo con los clásicos oxfords en blanco y negro y los atuendos que le hacían juego.

FARANDULA_CHANEL_LLEGO_A_CUBA_FARANDULA_1

FARANDULA_CHANEL_LLEGO_A_CUBA_FARANDULA_6

También se pudieron apreciar boinas negras decoradas con lentejuelas, franelas con la frase Coco Cuba, chaquetas y trajes en tweed, maxi-vestidos de estampados coloridos, sweaters de color tabaco y mini vestidos en amarillo, durazno y verde.

FARANDULA_CHANEL_LLEGO_A_CUBA_FARANDULA_2

FARANDULA_CHANEL_LLEGO_A_CUBA_FARANDULA_7

Particularmente, y visto desde una perspectiva bien latinoamericana (y sobre todo venezolana), espero que esto no se traduzca en convertir símbolos de la revolución en items de moda como se hizo con la imagen del Che Guevara. Aunque muchos puedan ver a Cuba como un museo o un “monumento vintage”, no se puede olvidar la realidad de un pueblo que ha sufrido de privaciones y miseria.

Esto es algo que no sólo las marcas de moda deben tomar en cuenta, sino todos los turistas que quizá sólo ven “el lado bonito” de la isla. Creo que Lagerfeld hizo un buen trabajo mezclando los clásicos de la firma que representa con los de la Cuba alegre y libre, pero espero que no se quede en lo superfluo y la gente realmente se interese en investigar sobre la historia de este país, como seguro el Kaiser tuvo que hacer para llegar a este interesante concepto.

FARANDULA_CHANEL_LLEGO_A_CUBA_FARANDULA_8

El desfile cerró con música típica en vivo y una rumba que levantó aún más los ánimos de todos aquellos que presenciaron este momento histórico que, dado las restricciones de Internet de la isla (Lagerfeld trató de llevar el Wi-Fi pero le fue imposible), no pudo ser compartido en redes con la misma inmediatez de otras pasarelas pero sí con una emoción diferente, como la ocasión lo ameritaba.

FARANDULA_CHANEL_LLEGO_A_CUBA_FARANDULA_3

FARANDULA_CHANEL_LLEGO_A_CUBA_FARANDULA_9

Por Adriana Bello G.

@LaEditoraGlam

 

Hey, No te olvides de Comentar